Tierra de esperanza y gloria

| | ,

Una oportunidad única de conocer la historia que se esconde tras una de las obras más célebres del Reino Unido y la pieza que ha consagrado a su autor.  Género: documental, música clásica, música postromántica, música nacionalista,· orquesta.  Director: Axel Brüggemann· & Axel Fuhrmann.  Año: 2017.·  Duración: 54 minutos.· Bajo el título de «Tierra de esperanza y gloria» [Land of Hope and Glory] se esconde el himno más famoso del Reino Unido y la obra más más conocida del compositor británico Edward Elgar (1857-1934). Sea en una sala de conciertos o en un estadio de fútbol, todo el mundo reconoce la melodía en los primeros compases. Con él, la nación se festeja a sí misma; pero también fue un himno de guerra. Cuando su compositor vio hasta qué punto el sufrimiento y la muerte acompañaban a su obra más popular, se dice eligió un retiro contemplativo en la Naturaleza y dejó de componer. Sin embargo, esa obra ha dejado en segundo plano el resto de la producción de Elgar. Esta es la historia narrada en este documental de Axel Brüggemann y Axel Fuhrmann, con el que conocer los entresijos de una obra tan conocida como escuchada, pero de la cual pocos conocen su intrahistoria. ¿Cinco marchas de Pompa y circunstancia o seis? Cuando Edward Elgar vendió sus dos primeras marchas a la editorial Boosey, le encargaron que escribiera un conjunto de seis Documental | Serie Joyas de la música clásica: «Tierra de esperanza y gloria», de Edward Elgar Un documental de Axel Brüggemann & Axel Fuhrmann Estreno 12 de junio 21:00 Argentina/Uruguay | 20:00 Bolivia/Paraguay | 19:00 Colombia/Ecuador Allegro HD – Destacados de programación – junio 2020 www.allegrohd.com 10 marchas, no cinco, una tarea quedó inacabada a su muerte, con la publicación de cinco de ellas como su Op. 39. Sin embargo, se sabía que existían bocetos, los cuales John Norris y Chris Bennett rastrearon en busca de la sexta marcha. Las primeras cinco marchas de Pompas y circunstancia de Elgar forman un conjunto maravillosamente diverso de piezas, pero el nombre y la estructura compartida de secciones alternadas de scherzo y trío identifican estas cinco marchas como una sola obra. Su publicación data de diferentes épocas en la carrera del compositor, que van desde 1901 hasta 1930. Elgar no produjo ningún trabajo completamente original después de la muerte de Alice en 1920, y la quinta marcha se basa en ideas que Elgar había anotado muchos años antes, haciendo que las cinco marchas fueran mucho más contemporáneas en su concepción. A Elgar le preocupaba tratar la marcha rápida en un estilo sinfónico, de la misma manera que el minueto, el vals o la polca habían sido utilizados por compositores anteriores en otros países. John Hawkins, en su Historia de la música redactada en el siglo XVIII, escribía: «Parece que la antigua marcha inglesa fue anteriormente muy estimada, tanto en el extranjero como en nuestra tierra; sus características son la dignidad y la gravedad». Ciertamente, nadie supo mejor que Elgar cómo retener la dignidad esencial de la marcha: el suyo es un magnífico conjunto lleno de orquestaciones magistrales del que estaba justamente orgulloso. Estas amplias melodías eran tan populares como elegantes, y la marcha fue una forma ideal para la opulenta arrogancia de la Inglaterra de principios del siglo XX. Elgar captó la esencia de ese militarismo confiado. Además, no tenía necesidad de disculparse por reflejar tan exactamente el estado de ánimo de la primera década del siglo. Anteriormente, refiriéndose a su Marcha Imperial declaró: «Me gusta mirar la vocación del compositor como lo hacían los viejos trovadores o bardos. En aquellos días no era una vergüenza que un hombre se excitara para ponerse delante de un ejército e inspirara a la gente con una canción. Por mi parte, sé que hay muchas personas a las que les gusta celebrar eventos con música. A estas personas les he dado melodías. ¿Es eso inadecuado?» La Marcha n.º 1 en re mayor es sin duda la que se ha llevado toda la fama, hasta el punto de que toda la colección es conocida por esta marcha. Fue bosquejada el 3 de junio de 1901 y se completó en julio. Su melodía central proviene de antes de estas fechas, ya que Dora Penny relató cómo visitó Craeg Lea, la casa de Elgar en Gran Malvern, en mayo de 1901, y Elgar le contó sobre su «maldita melodía popular»: «Tengo una melodía que los golpeará, los golpeará». Envió los números 1 y 2 a Boosey’s en agosto y el primero fue estrenado el 19 de octubre de 1901 en Liverpool, por la Sociedad de Orquesta de Liverpool y su director A.E. Rodewald, a quienes estaba dedicada. Su éxito desde entonces ha sido arrollador, siendo considerado como un himno británico no oficial.

Previous

Sinfonía No.2 «Resurrección» de Mahler

Next

Deja un comentario

WhatsApp chat
Desarrollo Web Efemosse