Reconocimiento del Premio Konex a una original experiencia editorial

| |

Leandro Donozo, fundador de Gourmet Musical Ediciones

Probablemente la base del éxito de Gourmet Musical esté cimentada en la amplitud y la ausencia de prejuicios frente al fenómeno musical en su conjunto. Veinte años atrás, Leandro Donozo, ávido lector de revistas de rock comenzó a colaborar en esas revistas. “Iba a escuchar, por ejemplo, a la Sinfonietta de Gerardo Gandini y después un grupo de rock para escribir algún artículo. Para mí era estimulante abordar el contraste entre esas disciplinas en apariencia muy diferentes”.

Desde su trabajo académico en la Facultad de arte de la UBA, Donozo hacía entrevistas a grupos de rock. “Pensé que podía aprovechar lo que estaba trabajando en la facultad y usarlo en una revista de rock. Y a la inversa podía llevar a la facultad lo que veía en grupos de rock jóvenes y repensarlo”.

Gourmet Musical Ediciones es una editorial argentina dedicada exclusivamente a la publicación de libros sobre cultura musical y musicología especializada en temas argentinos y latinoamericanos. “Cuando empecé el relevamiento me encontré con un problema metodológico: nadie sabía qué había. Esa primera pregunta, qué hay, chocaba con el desconocimiento. No existía una fuente que se pudiera consultar. No era posible  saber qué había. Si tomamos tal ópera de tal autor argentino, ¿cómo saber qué se escribió sobre ese tema? Hoy –internet mediante- sigue siendo difícil. Los datos están en la memoria de alguna gente. No había datos precisos. Entonces, diferenciar entre música popular y música académica era más engorroso que reunir todo. Me pregunté qué pasa si yo, en lugar de relevar la música me dedico a reunir toda la música editada en la Argentina, independientemente de su característica, y que esté disponible para los investigadores, y que cada uno decida qué le sirve para su búsqueda”.

Donozo inició un relevamiento recorriendo bibliotecas y preparó un trabajo buscando quien lo pudiera publicar. Bibliotecas, editoriales y hasta una universidad norteamericana. “Nada se concretó y entonces decidí publicarlo yo. Conseguí un subsidio que solventó una parte de la primera edición. Allí volqué la información que había reunido durante años sobre qué material había para consultar por los investigadores. También me encontré con gente muy valiosa que tenían trabajos para publicar

Nadie tenía a nivel editorial un espacio para publicar libros de música, no partituras. Entonces empecé la editorial con un libro mío, con la idea de continuar con otros autores. En 2005 fui a consultar a un abogado sobre las leyes de derecho autor. Para que me ayude a redactar contratos. Al año siguiente salió el libro dedicado a Xul Solar. Al año siguiente dos libros, uno de rock de Miguel Grinberg. Todo hecho a pulmón.

Previous

15 CD bajo el título «450 AÑOS STAATSKAPELLE BERLIN – GRANDES GRABACIONES».

La Royal Opera House anuncia «Live from Covent Garden»

Next

Deja un comentario

WhatsApp chat
Desarrollo Web Efemosse