Frans Helmerson & Cuarteto Ébène interpretan a Schubert

| | ,


Festival de Verbier

Estreno 24 de julio

https://youtu.be/Rry0BMx2fq0
ARG/URU 21:00
BOL/PAR 20:00
COL/ECU 19:00

Grabado en el Festival Verbier, en su edición de 2013, este programa presenta al violonchelista sueco Frans Helmerson uniendo fuerzas con el Cuarteto Ébène para interpretar el Quinteto de cuerda en do mayor, Op. posth. 163, D 956 del austríaco Franz Schubert. Completado solo dos meses antes de su muerte, este quinteto de cuerda es una de las mejores obras de cámara del compositor vienés. Gracias a la sutil inteligencia y el conocimiento de estos músicos sobre el estilo de Schubert, su interpretación de esta obra maestra conserva las dinámicas altamente contrastantes de la partitura y le aporta fuerza y una increíble tensión dramática.

Franz Schubert (1797-1828), compositor austríaco a menudo considerado el último gran representante del «estilo clásico» vienés que llevaron a su máximo esplendor Haydn, Mozart y el primer Beethoven. Como compositor fue uno de los primeros en manifestar una subjetividad y un lirismo inconfundiblemente románticos en su música. El lied para Concierto | Festival de Verbier Frans Helmerson & Cuarteto Ébène interpretan a Schubert canto y piano, uno de los géneros paradigmáticos del Romanticismo, encontró en él a su primer gran representante, cuyas aportaciones serían tomadas como modelo por todos los músicos posteriores, desde Robert Schumann hasta Hugo Wolf y Gustav Mahler. La necesidad de componer se reveló en el joven Schubert durante sus años de formación musical con inusitada fuerza, y sus primeras piezas fueron interpretadas por la orquesta de discípulos del Stadtkonvikt, de la que él mismo era violinista. El único campo que podía reportar grandes beneficios a un compositor de la época era la ópera, y aunque fue un género que abordó con insistencia a lo largo de toda su vida, no logró destacar en él.

El 2 de octubre de 1828 Schubert escribió al editor de música de Leipzig, Heinrich Albert Probst, informándole: «Entre otras cosas […] he completado un Quinteto para 2 violines, 1 viola y 2 violoncelos. Si alguna de estas composiciones es quizás adecuada para usted, avíseme». Seis semanas después, Schubert estaba muerto a la edad de treinta y un años, sin haber visto nada de aquella producción musical milagrosa impresa. La edición de Heine apareció en mayo de 1829, cuando fueron incluidas algunas de aquellas obras en una colección reunida por el editor vienés Tobias Haslinger bajo el título de Schwanengesang [Canto del cisne]. En cuanto a este quinteto de cuerda, quizá la obra de cámara de Schubert más inquietantemente hermosa, quedó en el olvido hasta 1850, cuando el famoso Cuarteto Hellmesberger se ocupó de su causa tres años antes de que finalmente apareciera impresa. Al agregar un segundo violonchelo al cuarteto de cuerda habitual, en lugar de una segunda viola –como en los grandes quintetos de Mozart y Beethoven–, Schubert estaba siguiendo el ejemplo de las muchas obras de Luigi Boccherini con plantillas similares. Lo que Schubert quería hacer, por otro lado, era explotar el sonido cálido de los violonchelos combinados, como lo hace en el memorable segundo tema del movimiento de apertura y en uno de los episodios del final. Usa el segundo violonchelo para crear texturas densas y variadas. Su Quinteto en do mayor es una obra de ambigüedad emocional, en la que la luz y la sombra, la serenidad y el drama están presentes en alternancia constante. Benjamin Britten sugirió una vez que «los dieciocho meses más ricos y productivos de la Historia de la música fueron el período en que Schubert escribió Winterreise, la Sinfonía en do mayor, sus últimas tres sonatas para piano, el Quinteto de cuerda en do mayor, así como una docena de otras piezas gloriosas». Aunque al final de su vida logró un gran avance en las formas a gran escala que no se había visto desde Beethoven, este quinteto se parece más a la música de un joven que a la declaración sumaria de una vida; existe una ambición juvenil que no es diferente a la de los primeros cuartetos de cuerda de Beethoven. Sin duda, la obra es uno de los puntos culminantes en el canon de la música de cámara universal y un ejemplo significativo del legado del compositor.

Sintonízanos: ARG Cablevisión 503 | COL Tigo-UNE 323 | ECU TVCable 926 | PY Copaco 352 | UY TCC 462 Nuevo Siglo 818 y PuntaCable 834. Si aún no disfrutas de Allegro HD en tu hogar, conoce cómo pedirlo aquí: www.allegrohd.com/como-recibir-AllegroHDFacebook: www.facebook.com/AllegroHD Instagram: @allegrohd.tv Twitter: @AllegroHD YouTube: www.youtube.com/channel/UCjn0GPdv8ehHPLGzOWmQMYw

Enlaces de imágenes:

www.eurochannel.com/pictures/Allegro/A00787_Festival_de_Verbier_Frans_Helmerson_Cuarteto_%C3%89b%C3%A8ne_interpretan_a_Schubert_1.jpg
www.eurochannel.com/pictures/Allegro/A00787_Festival_de_Verbier_Frans_Helmerson_Cuarteto_%C3%89b%C3%A8ne_interpretan_a_Schubert_2.jpg
www.eurochannel.com/pictures/Allegro/A00787_Festival_de_Verbier_Frans_Helmerson_Cuarteto_%C3%89b%C3%A8ne_interpretan_a_Schubert_3.jpeg

Previous

Traviata desde el Teatro Colón

Galería de celebridades

Next

Deja un comentario

WhatsApp chat
Desarrollo Web Efemosse