Archivo de la categoría: AGENDA

El Teatro Real inaugura la Temporada 2021-2022

Madrid, 13 de septiembre de 2021. ─ El Teatro Real inaugura el próximo 23 de septiembre la Temporada 2021-2022 ─la vigesimoquinta desde la reapertura y centésima desde su inauguración─, con La Cenerentola, de Gioachino Rossini.

Se ofrecerán 15 funciones de la ópera, entre el 20 de septiembre ­Preestreno Joven de la Temporada­ y el 9 de octubre, en una coproducción de la Den Norske Opera de Oslo y la Opéra National de Lyon presentada en ambos teatros en 2017, precisamente dos siglos después de su estreno en el Teatro Valle de Roma, en 1817.

De hecho, La Cenerentola, ossia la bontà in trionfo (La Cenicienta, o sea, El triunfo de la bondad) fue compuesta a contrarreloj, en un tiempo récord de 24 días, con asombrosa rapidez y sincrónica coordinación entre el libretista Jacopo Ferretti y Gioachino Rossini, que a sus 25 años era ya un compositor consagrado, con 19 óperas en su catálogo, incluyendo títulos tan populares como Tancredi, L’italiana in Algeri, Il turco in Italia, Otello o El barbero de Sevilla…

Ante la premura del tiempo, Rossini trabajó a destajo, reutilizando fragmentos de óperas precedentes, como solía hacer, además de contar con la colaboración de Luca Agolini para la escritura de los recitativos.

Debido a las limitadas posibilidades técnicas del escenario del teatro romano y al apremio del estreno, Rossini y Ferretti decidieron utilizar una versión del cuento de La Cenicienta despojado de sus elementos fantásticos: la malvada madrastra fue reemplazada por el mezquino padrastro Don Magnífico; el hada madrina desaparece, dejando a Alidoro como ‘padrino’ de la desdichada criada, y el icónico zapato es sustituido por un simple brazalete.

Tanto el perfil de los personajes como la partitura revelan una perfecta ósmosis entre la tradición del dramma giocoso y de la ópera bufa ­con Don Magnifico y Dandini, herederos de la commedia dell’arte­ y elementos de un ‘realismo’ ya romántico representado por el filósofo Alidoro o la pareja protagonista.

Con su asombrosa riqueza melódica y una paleta orquestal de brillante eficacia, Rossini se regodea con la comicidad de los personajes y las situaciones ­geniales los números de conjunto­, pero también con arias belcantistas de gran ardor sentimental y virtuosismo vocal.

La puesta en escena de Stefan Herheim devuelve al cuento de La Cenicienta sus elementos taumatúrgicos, dando al mismísimo Rossini una ‘batuta mágica’ con la que dar vida a sus irreverentes personajes, en un permanente juego ilusionista más cercano al universo de Lewis Carroll que al de Charles Perrault.

Herheim se recrea con el juego de disfraces de la ópera, travistiendo a Rossini como Don Magnífico, en un claro guiño a la célebre producción de La Cenerentola concebida por Jean Pierre Ponnelle, en la que Rossini se escondía detrás de Alidoro, y que protagonizó genialmente Teresa Berganza.

Un doble reparto dará vida a los personajes de La Cenerentola, encabezados por las mezzosopranos Karine Deshayes y Aigul Akhmetshina. Las acompañarán los tenores Dmitry Korchak y Michele Angelini (Don Ramiro); los barítonos Renato Girolami y Nicola Alaimo (Don Magnífico) y Florian Sempey y Borja Quiza (Dandini); los bajos Roberto Tagliavini y Riccardo Fassi (Alidoro), las sopranos Rocío Pérez y Natalia Labourdette (Clorinda) y la mezzosoprano Carol García (Tisbe).

La dirección musical correrá a cargo de Riccardo Frizza, que ya dirigió en el Teatro Real las dos versiones de Tancredi, también de Rossini, en 2007. Contará con el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, que volverán a interpretar La Cenerentola 20 años después de la última producción de este título presentada en el Real, con dirección musical de Carlo Rizzi y dirección de escena de Jérôme Savary, en 2007.

“Caruso, Corelli, Di Stefano. Miti del canto italiano”

La muestra interactiva “Caruso, Corelli, Di Stefano. Miti del canto italiano”, que se inauguró el 2 de agosto de 2021en conmemoración de cumplirse 100 años de la muerte de Enrico Caruso y del centenario del nacimiento de Giuseppe Di Stefano y Franco Corelli es, por lo tanto, una oportunidad para recordar a estos tres tenores que han representado la cultura italiana en el mundo y han liderado el mito del tenor de la modernidad.

La exposición virtual, ambientada en el Teatro alla Scala, se divide en diferentes salas y cuenta con un video explicativo general y otros de cada uno de los tres tenores. El espacio virtual es interactivo y permitirá al visitante moverse a 360° en todos los espacios del teatro. Es posible también acceder a los mismos contenidos a través del sistema tradicional de secciones subdivididas en listas temáticas. El recorrido está disponible por el momento en inglés y en italiano.

Encantará a los amantes de la lírica la posibilidad de escuchar, mientras se recorre la muestra, las diferentes playlist de cada uno de estos cantantes y de una lista dedicada a la canzonetta napolitana. Por último, otra joya de la muestra es el “concierto imposible”, un milagro de la técnica actual que reúne la interpretación de la misma aria por los tres tenores, “Vesti la giubba”, de la ópera Pagliacci de Leoncavallo.

La exposición, encargada por la Farnesina, cuenta con curaduría del crítico musical Mattia Palma y el proyecto multimedia fue desarrollado por Punto REC.

El Palazzo della Farnesina, llamado a menudo simplemente la Farnesina, es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Italiana.

El Teatro Real inaugura el próximo 23 de septiembre la Temporada 2021-2022


Madrid, 13 de septiembre de 2021. ─ El Teatro Real inaugura el próximo 23 de septiembre la Temporada 2021-2022 ─la vigesimoquinta desde la reapertura y centésima desde su inauguración─, con La Cenerentola, de Gioachino Rossini.

Se ofrecerán 15 funciones de la ópera, entre el 20 de septiembre ­Preestreno Joven de la Temporada­ y el 9 de octubre, en una coproducción de la Den Norske Opera de Oslo y la Opéra National de Lyon presentada en ambos teatros en 2017, precisamente dos siglos después de su estreno en el Teatro Valle de Roma, en 1817.

De hecho, La Cenerentola, ossia la bontà in trionfo (La Cenicienta, o sea, El triunfo de la bondad) fue compuesta a contrarreloj, en un tiempo récord de 24 días, con asombrosa rapidez y sincrónica coordinación entre el libretista Jacopo Ferretti y Gioachino Rossini, que a sus 25 años era ya un compositor consagrado, con 19 óperas en su catálogo, incluyendo títulos tan populares como Tancredi, L’italiana in Algeri, Il turco in Italia, Otello o El barbero de Sevilla…

Ante la premura del tiempo, Rossini trabajó a destajo, reutilizando fragmentos de óperas precedentes, como solía hacer, además de contar con la colaboración de Luca Agolini para la escritura de los recitativos.

Debido a las limitadas posibilidades técnicas del escenario del teatro romano y al apremio del estreno, Rossini y Ferretti decidieron utilizar una versión del cuento de La Cenicienta despojado de sus elementos fantásticos: la malvada madrastra fue reemplazada por el mezquino padrastro Don Magnífico; el hada madrina desaparece, dejando a Alidoro como ‘padrino’ de la desdichada criada, y el icónico zapato es sustituido por un simple brazalete.

Tanto el perfil de los personajes como la partitura revelan una perfecta ósmosis entre la tradición del dramma giocoso y de la ópera bufa ­con Don Magnifico y Dandini, herederos de la commedia dell’arte­ y elementos de un ‘realismo’ ya romántico representado por el filósofo Alidoro o la pareja protagonista.

Con su asombrosa riqueza melódica y una paleta orquestal de brillante eficacia, Rossini se regodea con la comicidad de los personajes y las situaciones ­geniales los números de conjunto­, pero también con arias belcantistas de gran ardor sentimental y virtuosismo vocal.

La puesta en escena de Stefan Herheim devuelve al cuento de La Cenicienta sus elementos taumatúrgicos, dando al mismísimo Rossini una ‘batuta mágica’ con la que dar vida a sus irreverentes personajes, en un permanente juego ilusionista más cercano al universo de Lewis Carroll que al de Charles Perrault.

Herheim se recrea con el juego de disfraces de la ópera, travistiendo a Rossini como Don Magnífico, en un claro guiño a la célebre producción de La Cenerentola concebida por Jean Pierre Ponnelle, en la que Rossini se escondía detrás de Alidoro, y que protagonizó genialmente Teresa Berganza.

Un doble reparto dará vida a los personajes de La Cenerentola, encabezados por las mezzosopranos Karine Deshayes y Aigul Akhmetshina. Las acompañarán los tenores Dmitry Korchak y Michele Angelini (Don Ramiro); los barítonos Renato Girolami y Nicola Alaimo (Don Magnífico) y Florian Sempey y Borja Quiza (Dandini); los bajos Roberto Tagliavini y Riccardo Fassi (Alidoro), las sopranos Rocío Pérez y Natalia Labourdette (Clorinda) y la mezzosoprano Carol García (Tisbe).

La dirección musical correrá a cargo de Riccardo Frizza, que ya dirigió en el Teatro Real las dos versiones de Tancredi, también de Rossini, en 2007. Contará con el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, que volverán a interpretar La Cenerentola 20 años después de la última producción de este título presentada en el Real, con dirección musical de Carlo Rizzi y dirección de escena de Jérôme Savary, en 2007.

CONCIERTO GANADORES CONCURSO INTERNACIONAL TENOR VIÑAS

ESCUCHAR LAS VOCES DEL FUTURO

Madrid, 1 de junio de 2021.-  El Teatro Real acogerá, un año más, el concierto de los ganadores del Concurso Internacional de Canto Tenor Viñas, que el pasado mes de enero celebraba su 58ª edición y en el que la mezzosoprano donostiarra Carmen Artaza se alzó con el Primer Gran Premio, además de obtener el Premio Mozart y el premio extraordinario a la Mejor Cantante Española.

Junto a ella, el público tendrá la oportunidad de escuchar las voces de  la mezzosoprano ucraniana Olga Syniakova (Segundo Premio ofrecido por el grupo Amics del Concurs Tenor Viñas); el barítono argentino Germán Enrique Alcántara (Tercer Premio “Maria Esperança Salvans Piera”) y el barítono ruso Vasily Sokolov (Cuarto Premio).

Los jóvenes cantantes interpretarán arias de Mozart, Rossini, Donizetti, Bellini, y Chaikovski, entre otros, acompañados por la Orquesta Titular del Teatro Real, bajo la dirección del maestro Álvaro Albiach.

La edición de este año, marcada por las restricciones que imponía la pandemia, celebró las audiciones preliminares de forma telemática desde Barcelona, Madrid, Londres, Nueva York, París, Berlín, Milán, Los Ángeles, Pekin y Moscú, con una participación de inicial de 447 cantantes procedentes de 55 países. Las dos últimas pruebas pudieron celebrarse en Barcelona y los galardonados ofrecieron el tradicional concierto en el Gran Teatre del Liceu.

Fundado en 1963 en Barcelona, el Concurso Internacional de Canto Francisco Vinas quiere mantener viva la memoria de uno de los tenores más importantes de nuestro país –fue la gran voz wagneriana en España y el responsable de estrenar Tristán e Isolda en el Teatro Real-   y es  trampolín de muchas de las voces más importantes del panorama lírico actual, ya que se ha convertido en  una de las competiciones más prestigiosas del mundo.

Entre los nombres galardonados a lo largo de su historia figuran Javier Camarena, Violeta Urmana, Marina Rebeka, Giuseppe Filianoti, Dmitri Korchak o el ganador del último International Opera Awards, Xabier Anduaga, por citar solo algunos.

En la actualidad, forman parte de la organización del concurso grandes centros líricos de todo el mundo como el Gran Teatre del Liceu, el  Bolshoi de Moscú, la Opéra national de Paris, la Royal Opera House Covent Garden de Londres, la Metropolitan Opera House de Nueva York, la San Francisco Opera, el Teatro alla Scala de Milán,  la Staatsoper Berlín, el Centro nacional de las Artes Escénicas de Pekín y el Teatro Real.

Las conveniencias e inconveniencias teatrales, de Gaetano Donizetti, nueva producción del Teatro Real

Madrid, 24 de mayo de 2021. ─ Entre el 2 y el 13 de junio, el Teatro Real ofrecerá 11 funciones de la ópera Las conveniencias e inconveniencias teatrales (Le convenienze ed inconvenienze teatrali), de Gaetano Donizetti, nueva producción del Teatro Real, en coproducción con laOpéra National de Lyon y el Grand Théâtre de Ginebra, donde ya fue presentada con gran éxito.

Esta ópera estrenada en Nápoles en 1827, perteneciente al primer período de la prolífica carrera de Gaetano Donizetti (1797-1848) y durante mucho tiempo olvidada, fue redescubierta en los años 60, y desde entonces viene cautivando a la audiencia. Su título, tan serio como poco atractivo, en nada sugiere la trama burlesca y crítica del libreto, la ironía del texto y la habilidad de Donizetti para burlarse de los cánones de la ópera seria y de la ópera buffa ­que entrelaza magistralmente­ y para caricaturizar musicalmente los personajes y situaciones, con chispa, agudeza y gran economía de medios.

El título Viva la Mamma, acuñado por el director de cine Helmut Käutner y reutilizado, con éxito, desde entonces, remite inmediatamente al eje de la trama jocosa de la ópera, en la que el personaje más histriónico es una matriarca ­¡interpretada por un barítono!­ que no se conforma con que su hija cantante sea la seconda donna de la ópera. Y mientras lucha, con todas sus malas artes, para otorgarle el protagonismo de una prima donna, aspira ella misma a tenerlo, a cualquier precio, peleándose por la interpretación de un papel a su medida.

Las conveniencias e inconveniencias teatrales es, pues, una crítica a los excesos y tiranía de los divos, sus mezquindades, envidias y luchas de poder; una parodia sobre las jerarquías en el seno de las producciones operísticas, con los creadores -compositor y libretista- subordinados a los caprichos de los cantantes, disposiciones de los empresarios y arbitrariedades del público.

En el género cómico, la ópera que se mira al espejo y se ríe de su propio mundo ha ocupado un importante lugar, como pasaría posteriormente con los musicales y en un ingente número de películas de Hollywood, que han contado los sueños, desengaños, ambiciones y espejismos del mundo del celuloide y del papel cuché.

Es precisamente ese universo centelleante de Broadway y de la fiebre modernizadora de los años 50 que sirve de inspiración a la producción creada por Laurent Pelly ­que también firma el vestuario­, con escenografía de Chantal Thomas, iluminación de Joël Adam.

Concebida como un flash-back, la trama se desarrolla en un parking construido en un espacio ­para siempre mágico­ que antes había ocupado un teatro de provincias, demolido sin contemplaciones. Por ahí desfilan los arrebatadores y excesivos personajes que antes brillaron en su escenario, como espectros henchidos de ternura y poesía con la pátina del tiempo. Un universo con claras reminiscencias del teatro de variedades y del célebre musical Follies, de Stephen Sondheim, que disfraza la autocrítica de diversión, la burla, de reflexión, siempre con una pizca de melancolía en la evocación de un pasado de luces y purpurina, que la epidemia ha alejado todavía más, como recuerda Joan Matabosch en su artículo del programa de mano.

EL TEATRO REAL, MEJOR TEATRO DE ÓPERA

·         Por segundo año consecutivo -también fue nominado en su edición anterior- el Teatro Real optaba a este galardón, considerado el más importante de cuantos se entregan en el  mundo de la lírica

·         En la presente edición, el Teatro Real había obtenido otras tres nominaciones en las categorías de Mejor Orquesta, con la Orquesta Titular del Teatro Real, Orquesta Sinfónica de Madrid; Mejor Estreno Absoluto, con la ópera Je suis narcisiste, de la compositora Raquel García Tomás, y Mejor Grabación Audiovisual por el DVD de Street Scene..

·         El tenor español Xabier Anduaga ha conseguido el premio al Mejor Cantante Joven, compartido  con la mezzosoprano rusa Vasilisa Berzhanskaya

·         Tanto Carlos Álvarez, finalista en Mejor Voz Masculina, como Xabier Anduaga forman parte del elenco de la ópera Viva la mamma, de Gaetano Donizetti, cuyo estreno tendrá lugar en el Teatro Real el próximo 2 de junio.

Madrid, 10 de mayo de 2021.- El Teatro Real ha recibido esta noche el International Opera Award 2021 a la Mejor Teatro de Ópera, que reconoce la calidad de la programación artística a lo largo de 2019 y ha recibido el homenaje de la profesión a una trayectoria que ha afianzado su proyección internacional convirtiéndole en uno de los teatros de referencia en el mundo.

El director artístico del Teatro RealJoan Matabosch, ha agradecido el premio, en nombre de la institución, y alabado el esfuerzo de la organización para llevar a cabo esta gala, a pesar de las complicadas circunstancias actuales, por el respaldo que supone para todos y el estímulo para recuperar la normalidad lo antes posible. Sus palabras han tenido un emotivo reconocimiento para todo el equipo del Teatro Real, tanto para sus órganos de gobierno como para todos y cada uno de los trabajadores que “cada día, con tesón, profesionalidad e ilusión consiguen levantar el telón”.

En este sentido, la organización de los International Opera Awards ha realizado una mención especial al Teatro Real por el trabajo realizado durante la pandemia – el 1 de julio se convertía en el primer teatro del mundo en reabrir sus puertas y durante los meses siguientes fue el único con actividad escénica ininterrumpida- lo que le ha convertido en símbolo de fortaleza, creatividad y esfuerzo en el panorama internacional.

El Teatro Real competía en la categoría de Mejor Compañía de Ópera con la Royal Opera House (Londres), la Finnish National Opera (Helsinki), la Ópera de Frankfurt, Opéra Comique (París) y La Monnaie/De Munt (Bruselas), siendo la segunda ocasión en la que optaba como finalista a este premio (fue nominado en 2018).

El Teatro Real estrenó, en 2019, nuevas producciones de Idomeneo, de Mozart (con Ivor Bolton en la dirección musical y escénica de Robert Carsen, nominado también en esta edición como Mejor Director de Escena); Falstaff, de Verdi (con Daniele Rustioni y Laurent Pelly); Capriccio, de Richard Strauss (con Asher Fish y dirección de escena de Christof Loy) e Il Pirata, de Bellini (con Maurizio Benini y Emilio Sagi).

Ese mismo año inició la Tetralogía wagneriana con El oro del Rin (con Pablo Heras-Casado y Robert Carsen); se estrenó La Calisto, de Cavalli (con Ivor Bolton y David Alden); regresó Dido & Aeneas, de Purcell (Christopher Moulds/Sasha Waltz), y se presentaron títulos tan populares como Il Trovatore (Maurizio Benini / Francisco Negrín) y Don Carlo (Nicola Luisotti / David McVicar) de Verdi, y L’elisir d’amore, de Donizetti (MarcPiollet/Damiano Michieletto), además del estreno absoluto de Je suis narcissiste, de Raquel García Tomás.

En mayo de 2018 el Teatro Real obtuvo también cuatro nominaciones: Mejor Coro, Mejor Compañía de Ópera, Mejor Obra Recuperada (Bomarzo) y Mejor Nueva Producción por Billy Budd, consiguiendo el primer galardón para esta última, dirigida en la escena por la británica Deborah Warner y en el foso por Ivor Bolton, y con especial mención a la excelente interpretación musical de los solistas, el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

En la presente edición, el Teatro Real había obtenido otras tres nominaciones en las categorías de Mejor Orquesta, con la Orquesta Titular del Teatro Real, Orquesta Sinfónica de Madrid; Mejor Estreno Absoluto, con la ópera Je suis narcisiste, de la compositora Raquel García Tomás, y Mejor Grabación Audiovisual por el DVD de Street Scene.

Esta noche hemos celebrado también el premio al Mejor Cantante Joven, otorgado a Xabier Anduaga, quién se encuentra estos días en el Teatro Real ensayando la ópera Viva la mamma, de Gaetano Donizetti, cuyo estreno tendrá lugar el próximo 2 de junio, en el que también participa el barítono Carlos Álvarez, uno de los cuatro finalistas a Mejor Cantante Masculino.

El Teatro Real quiere agradecer a todos: público, artistas, instituciones, patrocinadores y medios de comunicación, su apoyo decidido al proyecto cultural y artístico que, a lo largo de estos casi 25 años de trabajo desde su reapertura, le han convertido en uno de los teatros de ópera más importantes del mundo.

EL TEATRO REAL, MEJOR TEATRO DE ÓPERA

·         Por segundo año consecutivo -también fue nominado en su edición anterior- el Teatro Real optaba a este galardón, considerado el más importante de cuantos se entregan en el  mundo de la lírica

·         En la presente edición, el Teatro Real había obtenido otras tres nominaciones en las categorías de Mejor Orquesta, con la Orquesta Titular del Teatro Real, Orquesta Sinfónica de Madrid; Mejor Estreno Absoluto, con la ópera Je suis narcisiste, de la compositora Raquel García Tomás, y Mejor Grabación Audiovisual por el DVD de Street Scene..

·         El tenor español Xabier Anduaga ha conseguido el premio al Mejor Cantante Joven, compartido  con la mezzosoprano rusa Vasilisa Berzhanskaya

·         Tanto Carlos Álvarez, finalista en Mejor Voz Masculina, como Xabier Anduaga forman parte del elenco de la ópera Viva la mamma, de Gaetano Donizetti, cuyo estreno tendrá lugar en el Teatro Real el próximo 2 de junio

Madrid, 10 de mayo de 2021.- El Teatro Real ha recibido esta noche el International Opera Award 2021 a la Mejor Teatro de Ópera, que reconoce la calidad de la programación artística a lo largo de 2019 y ha recibido el homenaje de la profesión a una trayectoria que ha afianzado su proyección internacional convirtiéndole en uno de los teatros de referencia en el mundo.

El director artístico del Teatro RealJoan Matabosch, ha agradecido el premio, en nombre de la institución, y alabado el esfuerzo de la organización para llevar a cabo esta gala, a pesar de las complicadas circunstancias actuales, por el respaldo que supone para todos y el estímulo para recuperar la normalidad lo antes posible. Sus palabras han tenido un emotivo reconocimiento para todo el equipo del Teatro Real, tanto para sus órganos de gobierno como para todos y cada uno de los trabajadores que “cada día, con tesón, profesionalidad e ilusión consiguen levantar el telón”.

En este sentido, la organización de los International Opera Awards ha realizado una mención especial al Teatro Real por el trabajo realizado durante la pandemia – el 1 de julio se convertía en el primer teatro del mundo en reabrir sus puertas y durante los meses siguientes fue el único con actividad escénica ininterrumpida- lo que le ha convertido en símbolo de fortaleza, creatividad y esfuerzo en el panorama internacional.

El Teatro Real competía en la categoría de Mejor Compañía de Ópera con la Royal Opera House (Londres), la Finnish National Opera (Helsinki), la Ópera de Frankfurt, Opéra Comique (París) y La Monnaie/De Munt (Bruselas), siendo la segunda ocasión en la que optaba como finalista a este premio (fue nominado en 2018).

El Teatro Real estrenó, en 2019, nuevas producciones de Idomeneo, de Mozart (con Ivor Bolton en la dirección musical y escénica de Robert Carsen, nominado también en esta edición como Mejor Director de Escena); Falstaff, de Verdi (con Daniele Rustioni y Laurent Pelly); Capriccio, de Richard Strauss (con Asher Fish y dirección de escena de Christof Loy) e Il Pirata, de Bellini (con Maurizio Benini y Emilio Sagi).

Ese mismo año inició la Tetralogía wagneriana con El oro del Rin (con Pablo Heras-Casado y Robert Carsen); se estrenó La Calisto, de Cavalli (con Ivor Bolton y David Alden); regresó Dido & Aeneas, de Purcell (Christopher Moulds/Sasha Waltz), y se presentaron títulos tan populares como Il Trovatore (Maurizio Benini / Francisco Negrín) y Don Carlo (Nicola Luisotti / David McVicar) de Verdi, y L’elisir d’amore, de Donizetti (MarcPiollet/Damiano Michieletto), además del estreno absoluto de Je suis narcissiste, de Raquel García Tomás.

En mayo de 2018 el Teatro Real obtuvo también cuatro nominaciones: Mejor Coro, Mejor Compañía de Ópera, Mejor Obra Recuperada (Bomarzo) y Mejor Nueva Producción por Billy Budd, consiguiendo el primer galardón para esta última, dirigida en la escena por la británica Deborah Warner y en el foso por Ivor Bolton, y con especial mención a la excelente interpretación musical de los solistas, el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

En la presente edición, el Teatro Real había obtenido otras tres nominaciones en las categorías de Mejor Orquesta, con la Orquesta Titular del Teatro Real, Orquesta Sinfónica de Madrid; Mejor Estreno Absoluto, con la ópera Je suis narcisiste, de la compositora Raquel García Tomás, y Mejor Grabación Audiovisual por el DVD de Street Scene.

Esta noche hemos celebrado también el premio al Mejor Cantante Joven, otorgado a Xabier Anduaga, quién se encuentra estos días en el Teatro Real ensayando la ópera Viva la mamma, de Gaetano Donizetti, cuyo estreno tendrá lugar el próximo 2 de junio, en el que también participa el barítono Carlos Álvarez, uno de los cuatro finalistas a Mejor Cantante Masculino.

El Teatro Real quiere agradecer a todos: público, artistas, instituciones, patrocinadores y medios de comunicación, su apoyo decidido al proyecto cultural y artístico que, a lo largo de estos casi 25 años de trabajo desde su reapertura, le han convertido en uno de los teatros de ópera más importantes del mundo.

Tres obras orquestales creadas alrededor de la obra de Julio Cortázar

Rodrigo Carrizo CoutoJournalist RP-BRDiario «El Pais» / Switzerland

El Maestro Facundo Agudin acaba de lanzar un nuevo CD. Se trata de “Generación Cortázar”, que propone tres obras orquestales creadas alrededor de la obra de Julio Cortázar. Este disco abre la serie “Music & Words”, que posteriormente estará consagrado a otros escritores, y que será producida por el sello español IBS Classics.

Las composiciones son de Marcelo Nisinman, Pablo Ortiz y Julio Viera, interpretadas por la orquesta suiza Musique des Lumières, bajo la batuta del Maestro Agudin.

https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/u/0/?ui=2&ik=01201fd1d1&attid=0.1&permmsgid=msg-f:1694235899456342314&th=17832292f8cf492a&view=att&disp=safe&saddbat=ANGjdJ-kIJiooaAVLVyuvQFVTjDJ6VyDC57jF-yJeeYJH6hdHpIpz0SbhDPvCbHkNGRK78MZvOb18yoCBmq79IWWYHPJnUrHPDb_zKcLzEe43bNk-o8XzkT2FLKl76I-7qksGnVMjjUikUbpqw96up3dCQzOEwhubqnbV0KoI3_ysQfwdRO9XeCCQcdN45MlpnQs16KDhJ_mM7jgMH44Fn-A_TdbsZJU4CO_sAp5nuT21vX4PgXBUoNdzHyhu1Ws6k0YV8MpVYoWbnLuKb7kcTGagnvu5q8rCXAHwRV_j9ybBE7u29AJorCeHc9yMzyW8MFxTNEpMmw70Zz0PVWxo4ztNWPAoVvCJ-w77mFTAtW0J7iKEFChnsCtCO6jUTjYDzxxWou73Ru2LRalvTkFpTlyph4f5m58_4lYlJb3fJ9CHFpGKzu704fqypZIkRrvpiivu1FLne52XoLnETT6452A_ZHqg4vk2obh8ixDpfhwny8yP9WywXidpcl7clsprpkGiX8Cewz0jtZVs79hra7I9hEgdo5LSsOWVJv-i6487fGnQaHulm8dFNi_WvblPnvuZsyNjzB_Rsv2PHQ9i5T_dOsCM2ZgSIq-I8HfDBWI-OLELXE4ruxSFtojrYYcrz3B9VNrABjlEeekd5bIHYleya38AHl7muYreK-4M7YzfWVb7dINZkSR3Rmxp9U

Plácido Domingo dirige La Bohème en el Teatro Bolshoi de Moscú

El Teatro Bolshói de Moscú recibirá este mes 5 representaciones de La Bohème de Puccini, entre el 10 y el 14 de febrero, en las que Plácido Domingo volverá a subirse al podio como responsable de la dirección musical. Será en las funciones de los días 12 y 14, alternándose la batuta con Anton Grishanin.

Domingo dirigió esta ópera por primera vez en el Metropolitan de Nueva York, en 1984 y debutó como director en el Teatro Bolshói el pasado mes de octubre con Manon Lescaut. Esta será su segunda vez en el foso del teatro en menos de seis meses, como apunta un comunicado emitido por el Bolshói, que también le ha invitado a participar en Don Carlo y La Traviata.

La producción cuenta con las voces de Svetlana LachinaAida Garifullina y Bekhzod Davronov en una producción firmada por Jean-Romain Vesperini.